LOS 10 ERRORES MÁS COMUNES EN EL ENTRENAMIENTO DE DEFENSA PERSONAL.(Y CÓMO CORREGIRLOS)

Updated: Aug 19, 2019



Durante mis más de 15 años en las Artes Marciales me he dado cuenta que se cometen y cometemos muchos errores a la hora de entrenar Defensa Personal.


Hoy, quiero empezar compartiendo contigo estos errores, para que tu entrenamiento sea más completo y realistas ya que las agresiones reales no se parecen en nada a los entrenamientos.


Hay que tener en cuenta que todos los errores y correcciones de esta lista están relacionados unos con los otros, así que irás sumando conocimientos desde el primer error, por lo que podrás implementar cada corrección en cualquier error que estés corrigiendo.




Error nº1: POSICIÓN Y MOVIMIENTO.


- NO TENER EN CUENTA EL MOVIMIENTO NI LA POSICIÓN REAL DEL AGRESOR.


En la mayoría de los casos, cuando entrenamos no tenemos en cuenta la posición real del agresor.


Normalmente el que hace de agresor simplemente pone a disposición su cuerpo para que su pareja de entrenamiento haga la técnica. Simplemente está allí, esperando a que su pareja termine.


No simular corporalmente la ejecución del ataque real nos perjudica gravemente ya que creemos saber la técnica, dándonos una falsa sensación de seguridad.


Habitualmente me encuentro con que los practicantes al atacar, cuando terminan el ataque paran todo su cuerpo, como si se hubieran congelado después de atacar, dejando el brazo extendido, por ejemplo.


Esto no ocurre en un conflicto real, ya que aunque solo ejecute el agresor una acción, la inercia de ésta va a darle movimiento hasta volver a su posición inicial, por lo que debemos entrenar de una forma más dinámica.


EJERCICIO PARA CORREGIR ESTE ERROR:

Mi pareja de entrenamiento me lanza desde una posición de guardia un ataque con cualquiera de sus manos, lanzará y sin parar en el final del ataque volverá a la posición de guardia.


Aquí entenderemos mejor dónde y cómo se posiciona el agresor y nos daremos cuenta que su cuerpo está en constante movimiento.


La segunda fase del ejercicio lo haremos con 2 ataques seguido, primero una mano y después la otra mano, sin parar ninguno de los 2 ataques hasta que no vuelvan las 2 manos a la guardia inicial.


El defensor tratará de defenderse en todos los casos, entendiendo que si no ataca al agresor a la máxima velocidad después de su primera defensa, 1: el agresor no se encontrará en la posición que el defensor cree, y 2: el segundo ataque, es fácil que le golpee o que comprometa demasiado su defensa.


CONSEJOS:

1. Ataca en cuanto empieces a defender la primera mano.

2. Como agresor, empieza atacando muy lento, pudiendo gradualmente atacar cada vez más rápido.

3. Como defensor, ejecuta tu acción lo más rápido posible, independientemente de la velocidad del agresor. Haciendo esto, se entrena muy bien la velocidad de reacción.


Error nº2: REACCIÓN REFLEJA.


- NO ENTRENAR LA REACCIÓN REFLEJA AL GOLPEAR A UN AGRESOR.


En infinidad de ocasiones aprendemos secuencias de movimientos que interiorizamos en los entrenamientos.


Cuando entrenamos, no golpeamos haciendo daño, por lo que en la mayoría de las secuencias aprendidas, en un conflicto real no funcionarían ya que el gesto corporal y movimiento del agresor es diferente al sentir daño. También mi acción de golpeo sería diferente ya que en el entrenamiento no termino la acción completa, parando el ataque justo en el principio del contacto.


EJERCICIO PARA CORREGIR ESTE ERROR:

Cuando esté entrenando, a la hora de golpear, terminaré mi acción completa, si es un puñetazo, extenderé mi brazo como si golpeara a un agresor real.


El que recibe los golpes tiene que poner atención en la trayectoria del impacto acompañando levemente el gesto creado por éste.


CONSEJOS:

1. Hazlo muy lentamente sobre todo al principio.

2. Crear cierta molestia (que no dolor) al impactar.

3. No lo hagas con protecciones al principio. Solo aconsejo protecciones con supervisión o si tienes un nivel alto en el entrenamiento.


Error nº3: OBJETIVO.


- OBVIAR EL OBJETIVO QUE TIENE EL AGRESOR.


El agresor siempre tiene un objetivo, da igual si quiere golpearme o agarrarme, tenemos que aprender a ver más allá, qué objetivo tiene por el cual me agrede de esta manera, cuál es el fin.


Esto normalmente no se entrena, se entrena la técnica a una supuesta acción, digo supuesta porque en la mayoría de los casos se entrena como una posición.


Una acción implica movimiento, un movimiento con una intención clara y además que influye o afecta a una persona, en este caso.


Por ejemplo, cuando agarramos a nuestra pareja de entrenamiento para que practique una defensa, agarramos y nos paramos porque no lo hacemos con un objetivo, solo que aprenda la técnica, por lo tanto entrenamos estáticos. Si agarro de una muñeca, necesito poner la intención o el objetivo que tengo (o tendría el agresor) por el cual te agarro de la muñeca. ¿Te quiero sujetar para inmovilizarte contra la pared?¿te quiero llevar a un callejón oscuro?¿te quiero llevar las manos a la espalda para sujetarte?...


EJERCICIO PARA CORREGIR ESTE ERROR:

El ejercicio no es más que ponerse en la piel del agresor y crear la situación o situaciones con un objetivo claro. Antes de iniciar una acción piensa primero en un objetivo claro. Esto enriquece el entrenamiento un 200%.


CONSEJOS:

1. Entrena sobre todo los agarres.

2. Experimenta todas las posibilidades por locas o truculentas que parezcan.

3. Desde un mismo agarre, entrena varios objetivos y al revés. Desde el mismo objetivo, muchos agarres diferentes.


Error nº4: INTENCIÓN E INTENSIDAD.


- NO PONER INTENCIÓN NI INTENSIDAD EN EL ENTRENAMIENTO.


La intención en el entrenamiento, sobre todo en el atacante, es vital para tener que poner intensidad en mis defensas.


Los motivos más comunes que causan normalmente este error son:

- Miedo a golpear a mi pareja de entrenamiento.

- No querer que mi pareja se sienta mal si no le sale la técnica.

- Querer ayudar.


Necesitamos realismo, ya que no podemos dárselo al 100%, vamos a intentar aproximarnos lo máximo posible.


No sirve de nada aprender a poner la mano muy rápido cuando entrenamos y creer que estamos defendidos cuando la acción de ataque no lleva intención real de golpearme.


Es muy habitual que el atacante retire la mano de ataque en cuanto contacta con una mano defensora. Debemos tratar de terminar la acción que empecé a ejecutar, hacerlo, le va a ayudar al defensor a comprobar si está realmente defendido o no lo está, teniendo que poner mucha atención e intensidad a su defensa. Al atacante le ayuda a entender también si la mano defensora realmente le protege y le ayuda a tomar una decisión: continuar la acción de golpeo o frenar la acción y golpear con la otra mano.


EJERCICIO PARA CORREGIR ESTE ERROR:

Muy lentamente pero con mucha intención, trata de golpear a tu pareja de entrenamiento, tu pareja tratará de defenderse, la idea es que le dé tiempo a defenderse para comprobar si la defensa funciona bien.

Después golpea con una mano seguida de la otra.

Más tarde podréis empezar a sacar vuestra creatividad y hacer lo mismo desde cualquier acción que se os ocurra.


CONSEJOS:

1. No aumentes la velocidad en exceso, ya que empieza a influir el factor tiempo y puede distorsionar el ejercicio.

2. Entrena también con protecciones. A las mismas velocidades que sin ellas.


Error nº5: DAR POR HECHO.


- DAR POR HECHO QUE MIS ACCIONES FUNCIONARÁN.


Cuando entrenamos, damos por hecho en la mayoría de los casos que nuestras acciones funcionarán.


Centrémonos en este momento en los contraataques.


Normalmente cuando ejecutamos acciones de contraataque creemos que van a funcionar por lo que en la mayoría de los casos, si hacemos un golpe contundente que pueda dejar inconsciente a un agresor, dejamos de golpear.


Esto hace que nuestro cerebro se relaje creyendo que el conflicto ha terminado, dejándome desprotegido y vulnerable a cualquier acción posterior.


¿Y si no le dejo inconsciente? Si no le dejo inconsciente, al haber bajado la intensidad, intención y atención en estar protegido, me cogerán por sorpresa y será excesivamente complicado continuar defendiéndome.


Aunque lo veo mucho, creo que entrenar un golpe definitivo es un error que te puede acarrear muchos problemas.


EJERCICIO PARA CORREGIR ESTE ERROR:

Entrena los contraataques desde las defensas que sepas, la idea es golpear al atacante por lo menos 3 o 4 veces más después de ejecutar un ataque el cual supuestamente dejaría inconsciente al agresor o en una situación con mucha dificultad para seguir agrediéndote.


CONSEJOS:

1. Entrena desde las defensas a puñetazos, agarres y sujeciones.

2. Entrena también desde alguna palanca. Golpea 3 o 4 veces después de su ejecución.


Error nº6: MUY RÁPIDO SIN VELOCIDAD.


- ENTRENAR MUY RÁPIDO PERO SIN VELOCIDAD.


Con esto me quiero referir a que entrenamos a realizar las acciones lo más rápido posible tanto de defensa como de ataque, pero las entrenamos de una forma aislada.


En infinidad de ocasiones, veo que cuando se hace una secuencia de varios movimientos hay pausas cada 2 o 3 acciones. Sobre todo ocurre cuando se intenta golpear pero la mano es defendida.


Por cada pausa que yo hago estoy perdiendo como mínimo una décima de segundo, si en una secuencia de movimientos paro 5 veces estoy perdiendo medio segundo.


En un conflicto real una décima de segundo puede ser clave para el resultado del conflicto, así que medio segundo, imagínate, es muchísimo tiempo.


Normalmente, pensamos mucho en lo que hacen las manos y no pensamos en lo que hacen los pies. Este error viene porque pensamos demasiado lo que tienen que hacer las manos parando el giro del cuerpo desde los pies.


Si mi cuerpo está en constante movimiento, es imposible que las manos se paren.


EJERCICIO PARA CORREGIR ESTE ERROR:

Lo primero que te invito a hacer es, que pongas atención en tu entrenamiento para ver en qué momento haces la pausa. Si no le pones mucha atención parecerá que las pausas no existen, date tiempo para observarte, es casi seguro que aparecerá alguna pausa, si no es así, enhorabuena, un error menos que corregir.


Es más fácil que ocurra entrenando en pareja.


Si te has pillado en alguna pausa, practica de la siguiente manera:

Primero tú solo, haz secuencias largas de movimientos, tanto de defensa como de ataque, empieza muy lento para poder pensar cuál es el movimiento siguiente que vas a ejecutar y ves aumentando la velocidad poco a poco.


Cuando ya no existan pausas, coge una pareja de entrenamiento y entrena de forma libre, libre pero muy lento, lo más importante es enlazar una acción con la siguiente sin parada, por lo tanto al principio tendrá que ser muy muy muy lento.


Cuando tengas controlado el ejercicio a esa velocidad, id aumentándola poquito a poquito. En pocas semanas podréis ir a una velocidad muy alta.


CONSEJOS:

1. Ten paciencia, no subas la velocidad antes de tenerla controlada.

2. Si te vuelves a pillar en una pausa, vuelve a la velocidad anterior.

3. No pares el movimiento de pies y torso. Te facilitará el ejercicio.

4. Piensa en cada secuencia por larga que sea, como si fuera un solo movimiento. Piensa en un infinito.


Error nº7: EN LA PIEL DEL AGRESOR.


- NO PENSAR COMO PIENSA EL AGRESOR.


Aunque esto no es fácil de hacer al principio, tenemos que ponernos en la piel del agresor cuando hacemos la función de atacante en el entrenamiento.


Cuando entramos a una clase de defensa personal, entramos con la actitud de defendernos. Esto está bien, ya que lo que la mayoría enseñamos es a defenderse y no a agredir.


Pero al no ponernos en la piel de un agresor, anulamos la posibilidad de saber cómo piensa y cómo podría actuar. Además de no ayudar lo suficiente a mi pareja de entrenamiento ya que no hago el papel de atacante con una actitud de agresor, sino de defensor.


Cuando me pongo en la piel del agresor, la intensidad (que no la velocidad) cambia muchísimo tanto en la intención al agredir como en la intención al defenderse.


Así que, entrenar tratando de ponerse en la piel del agresor, te acerca un poco más a entender a un agresor y a mi pareja de entrenamiento le estoy haciendo un gran favor por el cambio de intensidad en este, y viceversa.


EJERCICIO PARA CORREGIR ESTE ERROR:

Coge una pareja de entrenamiento que quiera corregir también este error.

Tomaos unos segundos para poder centraros y poneros en situación.

Una vez que hayáis entrado en la actitud de agresor y defensor, empieza a atacar con esa actitud. Veréis como la intensidad del entrenamiento es muy diferente.


CONSEJOS:

1. Empieza como casi siempre, a baja velocidad.

2. Empieza con ataques claros e incluso pactando el ataque a ejecutar.

3. Utiliza cualquier tipo de ataque que se te ocurra por loco o truculento que te parezca.

4. Más tarde puedes atacar de manera aleatoria y espontánea.


Error nº8: RECIBIR UN GOLPE.


- NO CONTEMPLAR LA POSIBILIDAD DE RECIBIR UN GOLPE.


Me suelo encontrar múltiples situaciones en las que el sistema de entrenamiento no contempla la posibilidad de recibir un golpe.


Se suelen entrenar las defensas con los contraataques sin entrenar esta posibilidad, por haberme equivocado en mi defensa, recibir un golpe en medio de mi acción de defensa o recibirlo en primera estancia.


Veo muchísimo la situación en la que el practicante se equivoca es su defensa entrenando y aborta la acción; al ser un entrenamiento no corremos peligro, pero lo que entrenamos y como lo entrenamos es lo que nos ayuda a defendernos en un conflicto. Si me equivoco entrenando y aborto mi acción, haré lo mismo si tengo un conflicto real. Lo que entreno, lo interiorizo, para bien o para mal.


Al no entrenar esto, si me ocurre en la realidad, la tendencia es a quedarme bloqueado ya que me encuentro en una situación en la que no me he visto nunca, con el problema de que mi recuperación va a ser prácticamente nula.


EJERCICIOS PARA CORREGIR ESTE ERROR:

Este concepto es fácil entrenarlo si barajamos la posibilidad de recibir un golpe. Yo propongo varias formas:


- Pasiva: cuando entrenamos aunque sea una técnica aislada, si te equivocas, recupera tu posición y continúa la acción de defensa con su posterior ataque. Incluso aunque estés haciendo la técnica por primera vez.


Es bastante probable que las técnicas que sabemos, las ejecutemos muy diferentes en un conflicto real, por lo que debemos acostumbrarnos a que pase lo que pase no podemos parar hasta que el conflicto termine.


- Activa: otra forma es hacer entrenamientos libres en pareja, el agresor lanzará golpes aleatoriamente y amagando para provocarme un error en una defensa y continuar las acciones desde ese error, para aprender a recuperarme rápidamente entendiendo que un error no debe bloquearme y no abortar la acción.


- Activa: Y por último con protecciones, de forma libre y aleatoria, esperar a encajar algún golpe, dependiendo de mi nivel de entrenamiento puede ser desde un golpe, a 10 golpes o incluso varias personas golpeándome a la vez.


Yo a esto lo llamo aprender a encajar golpes, pero desde la perspectiva de recuperarme después de encajar, no desde el entrenar a que me golpeen y tratar de aguantar físicamente cuantos más golpes mejor...para mí eso no tiene demasiado sentido.


Error nº9: TIEMPO FINITO.


- ENTRENAR LA TÉCNICA AJENOS A QUE HAY UN TIEMPO FINITO DE DEFENSA.


Este error es muy común sobre todo en las partes del entrenamiento en las que practicamos las defensas a agarres, sujeciones, palancas, inmovilizaciones, etc.


La defensa debe realizarse en el momento preciso, este momento es antes de que la acción finalice.


Es muy muy habitual ver cómo se entrenan defensas a agarres o palancas una vez "finalizadas". Esto lo escribo entre comillas porque cuando entrenamos nunca finalizamos realmente un agarre o una palanca. Si quiero agarrarte para inmovilizarte, si finalizo la acción es imposible defenderte porque estás inmóvil, no tienes movilidad, por lo tanto no tienes capacidad de realizar ninguna acción.


Si esto lo vemos con una palanca, el objetivo de la una palanca es luxar un articulación, si mi articulación se luxa, no tengo capacidad de defensa porque ya está luxada, no solo por el dolor causado si no por el hecho de que ya ha ocurrido, es pasado. Al igual ocurre con una estrangulación.


Esto es exactamente lo mismo que entender que no podemos defendernos de un puñetazo que ya me ha golpeado, obvio ¿no?


Por eso hay que observar bien si realmente puedo defender este tipo de acciones en el momento en el que las entreno o si estoy parando la acción, que normalmente viene dado por no hacer daño a mi pareja de entrenamiento.


Muchas acciones no se pueden defender porque son demasiado rápidas y no llegaríamos a tiempo, pero las que se pueden defender hay que hacerlo antes de que termine el movimiento completo y cuando digo antes de que termine me refiero a lo antes posible, si es justo al principio, más probabilidades tendré de defenderme.


Para entrenar esto, simplemente trata de hacer tus acciones de defensa lo antes posible, si entrenas esta capacidad de respuesta, en la mayoría de los casos podrás realizar una defensa efectiva.


EJERCICIO PARA CORREGIR ESTE ERROR:

Con una pareja de entrenamiento, entrenar las técnicas de palancas.

Os aconsejo palancas porque es donde mejor se ve esto.


La idea es ejecutar la palanca, poco a poco y a una velocidad muy lenta para sentir en la parte de la palanca que puedo defenderme y cuál es el punto en el que ya no puedo defenderme.


Poco a poco puedes ir aumentando la velocidad, con mucho cuidado de no lesionar y tratando de llevar la palanca hasta el final.


CONSEJOS:

1. Entrenar también los agarres, estrangulaciones y proyecciones.

2. Comenzar lo más lento posible para entender bien las fases de las acciones de defensa y no lesionar.

3. Empezar con acciones que requieran mayor recorrido y tiempo para entenderlas mejor.


Error nº10: VELOCIDAD DE LA DEFENSA.


- NO SUPERAR LA VELOCIDAD DEL ATACANTE AL DEFENDER.


Esto ocurre habitualmente cuando entrenamos a baja velocidad, que en mi opinión es totalmente necesario sobre todo al principio del entrenamiento y cuando aprendemos algo nuevo.


Entonces, ¿dónde está el error? El error está en que normalmente cuando defendemos, defendemos exactamente a la misma velocidad que el atacante, por lo tanto, si el atacante está tomado la iniciativa y ataca primero, tiene ventaja porque ya ha recorrido una distancia, si voy exactamente a la misma velocidad que él, llego tarde con mi defensa.


Esto lo hacemos inconscientemente para ir a la misma velocidad que mi pareja de entrenamiento, ni más rápido ni más despacio. Pero como es inconsciente, si no lo hago conscientemente, en un conflicto real me pasará exactamente lo mismo, iré a la misma velocidad que el agresor y por lo tanto voy más tarde de lo que me gustaría ya que no he entrenado la velocidad máxima de mis defensas.


EJERCICIO PARA CORREGIR ESTE ERROR:

Aunque al principio del entrenamiento o cuando aprendemos algo nuevo, al no tener interiorizada la acción podemos obviar la velocidad, en cuanto la tenga más o menos interiorizada ya tenemos que empezar a ir más rápido que el atacante.


Empezar por que el atacante vaya muy despacio y el defensor empiece a entrenar esa superioridad de velocidad en su defensa aunque sea solamente en 1cm/seg. más rápido.


Posteriormente, el defensor irá aumentando la velocidad de su defensa creando mucha diferencia de velocidad.


Por último, el atacante irá aumentando la velocidad también, hasta que los 2 podáis ir a casi a vuestra máxima velocidad.


Entrenar esto os ayuda a entrenar vuestro 100% de velocidad y vuestra velocidad de reacción y explosividad. En pocas semanas observaréis que vuestra velocidad de reacción se ha multiplicado.


CONSEJOS:

1. Pon mucha atención en la diferencia de velocidad.

2. Empieza a defenderte en cuanto inicia el ataque.

3. Es muy importante que el atacante cambie el tiempo entre el final del ataque y principio del siguiente para no robotizar el movimiento y poder entrenar mejor la velocidad de reacción, optimizando además el entrenamiento del consejo nº2.


El último consejo que puedo darte es que cuando hayas entrenado aisladamente los errores y los hayas corregido, vuelve a empezar por el error nº1, utilizando los nuevos conocimientos adquiridos en cada ejercicio para corregir cada error.

Podrás comprobar que tu entrenamiento ha mejorado en un porcentaje muy alto. Al finalizar de nuevo los ejercicios para corregir cada error, tu entrenamiento regular será mucho más enriquecedor, más nutritivo, más real, más divertido y tendrá más sentido.


David Sánchez.


#defensapersonal #errorescomunes #elhilorojo #corregirerrores #entrenamientooptimo


Entra en nuestra web si quieres empezar a recibir clases con nosotros >> El Hilo Rojo <<

42 views

Avenida de Velázquez, 4.

Rivas-Vaciamadrid 28521

Metro Rivas Futura.

677 701 904

© 2019 by David Sánchez | El Hilo Rojo