(de 9 a 12 años)

Tu hijo/a se merece sentirse seguro/a, saber poner límites y poder protegerse en caso de necesitarlo.

Porque si, es triste reconocerlo, pero por desgracia, no está totalmente seguro en el cole, en actividades extraescolares o en el parque jugando con otros niños.

 

¿Cuántos casos conoces de agresión o acoso en el colegio? Seguro que muchos. Y se supone que son espacios seguros...

 

Esta actividad le proporcionará control, saber reaccionar ante situaciones incómodas, permitirse expresar lo que necesita y lo que le incomoda, sintiéndose libre de expresar sus sentimientos para su autoprotección física, mental y emocional. Ya que tiene que hacer por él/ella, lo que solo él/ella, puede hacer él/ella mismo/a.

Incorporamos la inteligencia emocional como herramienta de protección, para que reconozca su incomodidad y aprenda a no bloquearse.

Los bloqueos emocionales o no permitirse reaccionar porque no quiere hacer daño, es muy común a estas edades y por lo tanto, en muchas ocasiones se dejan pegar.

 

Y a veces con un agravante, no es capaz de comunicarlo a profesores ni a familiares, porque cree que es culpa suya que le peguen, por no haber hecho nada para evitarlo.

 

Suele confundir bastante, el tratar de hacer entender que pegar está mal. Cuando le decimos esto a un peque, le cuesta protegerse porque entiende que no debe pegar, ya que está mal, pero es su único recurso. Así que al decirle esto, podemos cortarle su capacidad para responder ante agresiones.

 

Lo que le enseñamos es a entender muy bien, cuando reaccionar y cómo hacerlo. Y que lo primero es su integridad. Le permitimos poder empujar o incluso pegar en caso de ser agredido (recuerda que es su forma natural de protegerse). Y algo importantísimo para él/ella es incluir la posibilidad, de que pueda equivocarse.

 

Queremos decir que, si ha hecho daño por defenderse, es necesario darle la oportunidad de explicarse, de entenderle y hacerle ver, que no era la forma más correcta de hacerlo y que intente hacerlo de forma diferente, en caso de que vuelva a ocurrir.

 

Pero si le regañamos porque ha hecho mal, puede que se sienta cohibido y en otra ocasión no reaccione por miedo a hacer daño.

Le enseñamos a poner límites y reaccionar. Si le molesta algo que lo exprese y si le hacen daño que aprenda a protegerse. Y además, que deje constancia de ello, en el cole o en casa. O incluso a su profe de defensa personal.

 

A veces, el cariño, el respeto y la confianza que se genera con su profe de artes marciales, puede ser la llave, para abrir la puerta secreta de algún suceso incómodo y que en otros espacios no se atreve a compartir, por no sentirse del todo seguro en él.

 

Promovemos mucho la importancia de comunicar lo que le pueda suceder. Comunicárselo a los mayores con los que tiene más confianza, haciéndole ver que eso le puede ayudar. Se suelen abrir cada vez más a expresar sus sentimientos, problemas e inquietudes con sus familiares más cercanos.

 

Una etapa delicada además, entra en la preadolescencia, ya sabes, que el siguiente paso, la adolescencia es peliaguda y confusa. Que pueda empezar a darse el permiso de comunicar y expresar lo que siente a esta edad y aprender hasta dónde pueden llegar los demás, sin propasarse con él, es importantísimo para que pueda sentirse más seguro al llegar, a la adolescencia.

"Educar a un niño no es hacerle aprender algo que no sabía, sino hacer de él alguien que no existía."

John Ruskin

Y qué decir del bullying (y ciber bullying) en las aulas, por desgracia cada vez está más expandido y cada vez es más grave. Aprender a identificarlo es realmente importante para su salud mental y emocional, sobre todo.

 

El bullying es una práctica de acoso que va minando y apocando al peque que lo sufre, tirando por tierra su autoestima, afectando a su rendimiento académico y su alegría va desapareciendo. Incluso en casos extremos pero más común de lo que parece, llegan hasta a suicidarse, desgraciadamente.

 

Sabemos que no quieres que tu hijo/a sufra nada parecido, nosotros tampoco y cruzamos los dedos para que no pase.

Y es por eso estamos aquí, para ayudarte a prevenirlo, todos los recursos que aprenderá están enfocados a esto, a la prevención. Y en caso más extremo, que pueda protegerse.

La práctica de la defensa personal es importantísima, para que sepa reaccionar ante situaciones incómodas y pueda comunicarlo para poner fin a un acoso o agresión puntual.

 

Los ejercicios dinámicos y los juegos serán los protagonistas de la actividad. No nos olvidamos de que sigue siendo un/a niño/a. Pero desde aquí, aprenderá todas las herramientas que necesita de prevención y aplicación práctica para defenderse.

 

Además, impulsamos el compañerismo, la unión, el respeto, la humildad y la honestidad.

Y antes de presentarte a Sara, la profe, quería dejarte aquí, algunos de los objetivos con los que trabajamos, para optimizar al máximo el aprendizaje de los peques:

  • A parte de los objetivos del Kung Fu Infantil, además, que aprendan a:

  • Golpear de forma efectiva y controlada.

  • Defenderse de golpes y reaccionar con empujones o ataques.

  • Soltarse de todo tipo de agarres.

  • Usar la fuerza del agresor a su favor.

  • Caer y levantarse del suelo con seguridad.

  • Voltear a un agresor desde el suelo.

  • Usar un objeto duro como defensa.

  • Usar su cuerpo, para ejercer su máxima fuerza.

Y ahora si, queremos presentarte a Sara Apóstoles. La profe de esta actividad.

 

Sara es una joven de 21 años de edad, estudiante de Psicología (actualmente en 3º). Su futuro, estudiar un Master en Criminología para posteriormente, colaborar con la Policía y con aspiraciones a formar parte del Cuerpo de la Guardia Civil en la unidad de Análisis de Comportamiento y Conducta Humana.

 

Es alumna de El Hilo Rojo desde 2017, sus ganas de sentirse más segura y poder afrontar un conflicto con entereza y valor, es lo que le propulsó a iniciar su aprendizaje con nosotros.

 

Su motivación, compartir todo su conocimiento y aprendizaje, su expansión emocional y su conciencia corporal a los más peques. Desde su humildad intrínseca, su energía positiva, habilidades sociales y capacidad resolutiva, acompañará a tu peque en su crecimiento marcial y personal.

 

Sara tiene una habilidad muy particular, bueno, a parte de hablar Tagalog y un nivel alto de Inglés. Tiene la habilidad de modular su voz e imitar a personajes como Mickey Mouse, Stich o famosos como Shakira, con lo que tu peque conectará con ella enseguida.

LLÁMANOS PARA RESERVAR TU PLAZA. NO TE QUEDES SIN ELLA.

677 701 904

YA ESTÁN ABIERTAS LAS INSCRIPCIONES DE LA TEMPORADA 2019/2020

LUNES Y MIÉRCOLES

De 17:00 a 17:55 h.

MARTES Y JUEVES

De 18:15 a 19:10h.

25 € de matrícula

30 € al mes

Contáctanos

Avenida de Velázquez, 4.

Rivas-Vaciamadrid 28521

Metro Rivas Futura.

677 701 904

© 2019 by David Sánchez | El Hilo Rojo